7 de Marzo de 2019, Bruselas: EUR recibida en el Parlamento Europeo

El 7 de marzo, Vivien Whyte se reunió con la Sra. Sylvie Guillaume, Vicepresidenta (S&D) del Parlamento Europeo y miembro de la Comisión de Libertades Civiles, Justicia y Asuntos Homme (LIBE). 

Vivien Whyte le presentó a la Sra. Guillaume una copia del Libro Blanco para un Rechtspfleger / Greffier para Europa e insistió en el papel clave que desempeñan nuestras profesiones en la protección de los valores de la Unión Europea. Teniendo en cuenta la situación económica y política actual en Europa, la UE debe adoptar una política real con respecto al personal no judicial y hacer uso de nuestras propuestas para hacer que los sistemas de justicia sean más eficientes. Doce Estados miembros de la UE ya han optado por un Rechtspfleger o una profesión similar y, donde existen, han visto crecer su esfera de competencia a lo largo del tiempo. Ha llegado el momento de fortalecer estas profesiones y crearlas donde aún no existen. Rechtspfleger / Greffier for Europe es una reforma estratégica que es fácil de implementar y dará excelentes resultados en términos de calidad y eficiencia de la justicia. Tal reforma es necesaria para mejorar la confianza de la justicia y fortalecer el estado de derecho. 

La Sra. Guillaume estuvo totalmente de acuerdo con nuestro análisis de la situación y apoya nuestras propuestas. En su opinión, los documentos operativos, como el Cuadro de indicadores de justicia de la UE y las recomendaciones específicas por país del Semestre Europeo, deberían tener debidamente en cuenta a Rechtspfleger y otros funcionarios no jueces. 

El 19 de mayo, la Sra. Guillaume presentó una pregunta parlamentaria a la Comisión Europea, pidiéndoles que justifiquen por qué Rechtspfleger y otros miembros del personal no jueces no se mencionan en el Cuadro de indicadores ni en los Semestres europeos. En la misma pregunta, solicita a la Comisión que proponga formas de mejorar el funcionamiento de los sistemas legales a través de la promoción de estas profesiones y el uso de sus competencias. La respuesta de la Comisión será conocida dentro de seis semanas.